La aplicación de mensajería móvil WhatsApp se ha convertido en el sustituto de los ‘antiguos’ SMS. Cuenta ya con 430 millones de usuarios en todo el mundo y espera alcanzar los 500 en el primer trimestre de 2014. Su gran penetración en el mercado le ha convertido en un ‘estándar’ y ha llevado a muchos usuarios a adoptarlo como solución de mensajería ya que todos sus contactos principales estaban utilizándolo. Nadie quiere ser ya el “amigo caro” al que hay que seguir enviándole SMS.
Por su puesto Whatsapp ha traído muchas cosas buenas a nuestros smartphones:

  • Ha terminado por enterrar los SMS a un precio más económico: Su aparición a provocado que las operadoras de teleco incluyesen en las tarifas los SMS gratuitos (o al menos un bono de ellos) dada el masivo uso de este servicio a través de la tarifa de datos.
  • Su sencillo funcionamiento hace que nada más instalarlo ya podamos comunicarnos con cualquier contacto que tenga también instalado la aplicación. Whatsapp lee de nuestra agenda los números de teléfono y los cruza con su base de usuarios para decirnos cuales de nuestros contactos son con los que podemos comunicarnos.
  • Grupos de Whatsapp: Este punto veréis que está incluido en las bondades y defectos de whatsapp, pero es verdad que la funcionalidad de grupos permite (con un buen uso) ahorrar mucho tiempo al querer comunicar algo a un grupo cerrado de contactos.
  • Envío de fotos y notas de voz: Gracias a esta funcionalidad podemos enviar a nuestros contactos fotos que tengamos en nuestro smartphone o notas de voz grabadas.

Por todo ello whatsapp se esta posicionando como uno de los grandes jugadores de la comunicación a través de Internet. Su popularización ha provocado que muchos de usuarios hayan dejado de usar, o al menos disminuido el uso, de redes sociales como Facebook o Tuenti para enviarse mensajes con los amigos. La privacidad que aporta whatsapp y que los mensajes o fotos intercambiados solo sean visibles para el o los usuarios que decidamos en Whatsapp y no puedan verlo otros amigos, además de su inmediatez ha provocado este giro en la forma de comunicación de las personas a través de Internet. Su enorme base de clientes le está empezando a posicionar como un operador global de telecomunicaciones en todo el mundo y es que ahora a través de Whatsapp podemos comunicarnos con una persona de la misma forma esté en la habitación de al lado o en las antípodas.

Por supuesto no todo es perfecto y Whatsapp también nos ha traido algunas cosas no tan positivas:

  • El abuso de los grupos de Whatsapp: Se ha popularizado el uso de grupos de Whatsapp para todo y ahora no es raro estar en grupos de Whatsapp para familia, trabajo, trabajo menos el jefe, amigos, menos amigos, cañas de los jueves, partido de fútbol, y un largo etcétera que puede cubrir todas las necesidad de comunicación de las personas. Además estos grupos en algunos suelen masificarse y perder el sentido para el que se crearon y ser una fuente de generación de mensajes que nos satura las notificaciones del móvil. Os recomiendo leer el post “Normas no escritas en los grupos de Whatsapp” de Clara Ávila.
  • El famoso doble check: Esta funcionalidad del doble check al enviar un mensaje a una persona a través de Whatsapp se ha hecho muy famos gracias a las múltiples interpretaciones que se daban a esta funcionalidad, y si en realidad significaba o no que el receptor había leído el mensaje. Como la propia compañía tuvo que confirmar, el funcionamiento del los check es el siguiente:
    • Primer check: Significa que nuestro mensaje ha sido recibido el el servidor de la compañía.
    • Segundo check: Significa que el mensaje se ha entregado el teléfono del destinatario. No significa que se haya leído, solamente que se ha entregado correctamente en el telefono. Aquí podéis encontrar la explicación oficial de la compañía.
  • Última conexión: Para muchos está es una funcionalidad que tiene Whatsapp que roza el limite de la intimidad de los usuarios, ya que se puede saber la última vez que alguien abrió la aplicación con conexión a Internet. Esta funcionalidad solo se puede desactivar en los terminales iPhone y se realiza desde Ajustes -> Ajustes de Chat -> Avanzado -> Ver hora de última conexión. Si se desconecta no se dará información de la última vez que fue consultada la aplicación.
  • Bulos: Por desgracia en Whastapp al igual que en Facebook o Twitter (os recuerdo el post Bulos en Facebook) se están popularizando los bulos para crear alarma social. Mensajes en los que se alerta de secuestro de niños, violadores, etc y que en muchas ocasiones no son verdad. Aquí debemos asegurarnos de la fuente de la información y no reenviar cualquier alarma social que nos llegué, ya que podemos estar generando un mayor daño.

Si tenéis más dudas o queréis más información sobre Whatsapp os invito a visitar su sección de preguntas frecuentes donde dan respuesta a muchas de las dudas que tienen los usuarios.