IFTTT son las siglas en inglés de If this then that, o en español, Si esto entonces aquello. Este nombre que para todos aquellos que hayan tenido contacto con el mundo de la programación les será muy familiar resume perfectamente la funcionalidad que nos aporta esta web (y aplicación para móviles). Se trata de un automatizador de tareas que, como muy bien resume su nombre, si detecta determinadas condiciones ejecuta otra acción. En esta simplificación radica toda su fuerza y es que una vez que nos registramos en su página web proporcionando un correo electrónico valido y contraseña podemos empezar a crear nuestras recetas, que es como han decidio llamar a las tareas automatizadas. Si entramos en la sección de ‘Channels’ (Canales) podemos empezar a ver la potencia de IFTTT ya que cuando escribo estas lineas ya existen 79 canales (o disparadores) para automatizar tareas. Como podéis ver en la foto debemos escoger el evento que disparé la automatización. Puede ir desde una determinada condición temporal (todos los lunes a las 9:00 am), un acción especifica en nuestras redes sociales, la publicación de un post, acercarnos a un determinado lugar (nos detecta mediante el geoposicionamiento de nuestro teléfono) y un largo etc.

Para que no se quede la descripción demasiado en el aire os pongo algunos ejemplos de lo que podemos hacer con IFTTT:

  • Recibir un SMS a una determinada hora del día para recordarte algo. Ver receta.
  • Guardar los tuits que marcas como favoritos en Pocket para leerlos más tarde. Ver receta.
  • Guardar todas las fotos echas con tu móvil en Dropbox. Ver receta.
  • Avisar a un contacto cuando estés acercándote a un destino concreto. Ver receta.
  • Encender o apagar las luces a una hora determinada (para esto necesitaremos soluciones domóticas como las de Wemo o Philips, ya en el mercado). Ver receta.
  • Recibir un SMS con el tiempo que va a hacer mañana. Ver receta.

Estos son solo algunos ejemplos pero como podéis ver en la web las posibilidades de automatizar tareas son amplísimas. Alguno de ellos como la copia de fotos hechas con el móvil en Dropbox nos puede servir como copia de seguridad de nuestras fotos para no perderlas ante imprevistos (recordad el post Soluciones para guardar documentos importantes en la nube).
Lo más importante para no perderse entre tantas opciones pasa a ser definir que es lo que queremos automatizar y a partir de ahí crear nuestra propia receta. La creación de nuestras propias recetas es también bastante fácil e intuitiva, debemos seleccionar el canal (disparador) de la acción y que queremos que haga cuando se cumpla la condición.

Os animo desde aquí a probarlo y plantear las dudas que tengáis sobre el servicio en los comentarios.