Bulos en Facebook y otras cadenas de la red

No Comments

¿Cuantos de vosotros habéis visto en vuestro muro de Facebook el siguiente mensaje de algún contacto cercano o familiar?

“Por favor, coloca el puntero encima de mi nombre (sin hacer clic), aparecerá una ventana. Ahora mueve el ratón a “Amigos” (también sin hacer clic), luego a “Configuración”: haz clic aquí y aparecerá una lista. Quita la marca de “Juegos” y”fotos”. Ahora, copia y pega esto en tu muro (¡ojo!: copia y pega, no “compartir estado”). Una vez lo vea publicado en tu página, voy a hacer lo mismo. Mil gracias!!!!. Es para que los extraños no tengan acceso a fotografías de familiares y amigos”

Y la siguiente pregunta ¿cuantos habéis seguido al pie de la letra las instrucciones y contestado al post con un “Hecho! Gracias”? Pues bien, lo único que habéis conseguido en ese caso es dejar de recibir las notificaciones de Juegos y Fotos que en este caso vuestro amigo publique desde entonces en Facebook.

Las dudas sobre la privacidad y que hace con nuestros datos Facebook están a la orden del día y es cierto que con cada cambio en las condiciones de Facebook se monta un revuelo enorme sobre que podría llegar a hacer el gigante de Internet con tus datos. Pero de hay a caer en la trampa de la cadena de turno, atacando a los conceptos de amistad y confidencialidad (“Es para que los extraños no tengan acceso a fotografías de familiares y amigos“), hay un trecho que debemos tratar de evitar. Facebook no hace visibles las fotos que subamos solo porque uno de nuestros amigos le dé al mágico ‘Me gusta’ o comente sobre nuestra foto/estado. Todo esto se controla desde la pestaña de privacidad y ahí es donde nosotros escogemos la visibilidad de todo lo que subimos a Facebook. Si de verdad queremos que solo nuestros amigos vean lo que publicamos esa es la opción que debemos marcar. Aquí ya entra la intención de cada uno con su cuenta de Facebook, podemos escoger desde quePrivacidad Facebook solo uno mismo pueda ver determinadas cosas a que los amigos de mis amigos puedan verlo o hacerlo público para todo Facebook (mucho cuidado con esta opción!). En esta misma pantalla también se puede escoger quien puede enviarte solicitudes de amistad, quien puede buscarte en Facebook si tiene tu dirección de correo o número de teléfono y si quieres que tu perfil este accesible a los buscadores de Internet (y por tanto a toda la web, ojo). Como veis pese a la desconfianza que genera Facebook y sus políticas de privacidad existen a día de hoy herramientas para controlar con quien compartimos la información que subimos. Como siempre prima el sentido común y debemos ser nosotros quienes decidamos que decidimos compartir en Facebook y con quién queremos hacerlo. Espero que esta pequeña entrada os sirva a algunos para revisar vuestro perfil de privacidad y estar seguro de que estáis compartiendo. Ahora es el momento de compartir este post con vuestro amigo para tratar de evitar los bulos en Facebook y alarmas innecesarias. 🙂

No quiero cerrar el post sin hacer mención a las cadenas de mails. Es cierto que cada vez llegan menos pero es uno de los instrumentos más peligrosos en los que cientos y miles de direcciones de correo acaban en manos de personas a las que nosotros nunca hubiésemos dado ese dato. ¿Cuantas veces habéis recibido un mail de propaganda y pensado ‘¿Como les habrá llegado mi dirección a esta gente?’? Ahora pensar cuantas veces habéis recibido un mail tratando de salvar a un niño enfermo, a una familia en apuros, a unos animales indefensos en los que prometían que por cada reenvío del mail se donaría X cantidad a la causa. Mentira. Buscar uno de esos mails y mirar en su interior los miles de direcciones de correo electrónico que van en ellas. No se deben reenviar cadenas que prometen soluciones milagrosas a cambio de reenviar a toda tu cadena de contactos (tampoco aquellas que ‘si lo reenvias X veces recibiras Y en tu correo‘).

Como consejo y norma general mucho cuidado al hacer envíos masivos de correos (ya ni mencionarlo si tenéis una empresa o negocio). Si queremos enviar algo a un grupo cerrado donde todos nos conocemos y la gente puede aportar valor está bien poner a la gente en copia visible (campo CC:), pero si lo que queremos es comunicar algo a todos nuestros contactos (cambio de teléfono, dirección, etc.) debemos evitar el que la respuesta de uno de ellos llegue a todos los demás y hacer públicas las direcciones de correo. En estos casos la mejor opción es utilizar el campo copia oculta (CCO: o BCC:, Español o Inglés). De este modo la información llegará a todos nuestros contactos sin hacer públicas todas las direcciones y las respuestas solo nos llegarán a nosotros.

Ingeniero de Telecomunicación. Master Internet Business (ISDI) Disfrutando, compartiendo y aprendiendo de Internet. Optimista Digital.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Ver todas